Los inicios de las relaciones públicas modernas: Estados Unidos

Estados Unidos es un país formado por inmigrantes, fundamentalmente procedentes de Gran Bretaña, y por diversas compañías, con una licencia de la Corona, que promovieron de forma activa la colonización para lograr ingresos fiscales de lo que los colones lograban fabricar o cultivar; en otras palabras, la colonización era en muchos casos, una mera cuestión comercial. Por ejemplo, en 1620, la Virginia Company distribuyó panfletos y folletos por toda Europa ofreciendo cincuenta acres de tierra gratis a quien quisiera emigrar; atrajeron a colonos a América antes de 1625.
Un primer ejemplo de la promoción del Nuevo Mundo fue el intento de sir Walter Raleigh de convencer a los colonos para que fueran a Virginia. En 1584, Raleigh remitió a Inglaterra informes elogiosos de lo que había hecho, aunque no era más que una isla, la de Roanoke, totalmente empantanada.
Eric el Rojo había hecho lo mismo en el año 1000, cuando descubrió un territorio de rocas y hielo, y para atraer a colonos, lo llamó Groenlandia (tierra verde). Las historias que los exploradores españoles propugnaban como las nunca descubiertas Siete Ciudades de Oro e incluso la fabulosa Fuente de la Juventud fueron para introducir a otros a seguir explorando y colonizando.
Cuando las colonias americanas estuvieron bien establecidas se utilizó la publicity y otras técnicas de relaciones públicas para promover diversas instituciones. En 1641, el Harvard Collage publicó un folleto para captar fondos. El King’s Collage (en la actualidad, la Universidad de Columbia) emitió su primer comunicado de prensa en 1758, para anunciar el inicio de sus actividades.
Las relaciones públicas también desempeñaron un papel activo en la independencia norteamericana. La Fiesta del Té de Boston, que el seminario PRWeekconsideró la mayor y mejor conocida actividad de publicidad y de todos los tiempos, fue la inspiración de Samuel Adams, un hombre con un refinado sentido para recurrir al simbolismo con el fin de manipular la opinión pública.
Los colonos tiraron cajas de hojas de té por la borda de un barco comercial británico en el puerto de Boston para protestar por los excesivos impuestos británicos. Adams y sus compañeros también bautizaron el asesinato de varios colonos por tropas inglesas en la manifestación como la masacre de Boston para persuadir a los colonos americanos a rebelarse contra Gran Bretaña (Xifra Triadú, 2010).
También sirvió de instrumento para animar a los ciudadanos indecisos a unirse al movimiento revolucionario el panfleto Common Sense (sentido común), de Tom Paine, y se vendieron más de 120 mil copias en tres meses. La constitución del nuevo sistema político se vio influida por los Federalist Papers, que eran ochenta y cinco cartas redactadas por Alexander Hailton, James Madison y John Jay; y una serie de artículos de John Dickinson titulados Cartas de un granjero de Pennsylvania.
En los países de origen de esta disciplina, tal es el caso de Estados Unidos, los relacionistas (PR o Public Relations) son considerados profesionales claves en cualquier emprendimiento eficiente, capaces de manejar las diferentes acciones que se necesitan para comunicar lo que se desea, en el momento apropiado y de la forma correcta; es decir, comunicar la mejor verdad, de la mejor manera, en el mejor momento.
Tan solo en ese país existen más de 40 centros de enseñanza que poseen la carrera de grado, y también postgrados en Relaciones Públicas, capacitando a profesionales que se desempeñan tanto en forma independiente de las organizaciones o dentro de ellas (Avilia, 20105).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *