Ideología corporativa

La comunicación estratégica trabaja a partir del material surgido de la realidad organizacional y lo optimiza. Además, la imagen pública es un concepto configurado en la mente del público; por eso no se le denomina imagen de empresa.

Según Scheisohn (2011) un buen jefe debe ser:
a) fuerte, decidido y firme, pero justo, protector, generoso e indulgente con los subordinados leales;
b) impersonal y correcto: evitar el ejercicio de su autoridad en beneficio propio y exigir a sus subordinados solo las obligaciones establecidas;
c) igualitario, promotor de la participación en asuntos relacionados con el trabajo: utilizar la autoridad para obtener recursos necesarios para el trabajo; y
d) sensible y responsable con los valores y las necesidades de los demás, usar su posición para procurar satisfacción y ofrecer desarrollo y oportunidades para sus subordinados.
Asimismo, las decisiones de la organización las toma: a) la persona con más poder o autoridad, b) quien más experiencia y conocimiento posee respecto del problema en cuestión y c) quien personalmente se encuentra más comprometido y afectado por el resultado.
La cultura desempeña un rol determinado de acuerdo con la etapa del desarrollo en que la organización se encuentre. Desde esta postura se supone que una organización en su devenir histórico transitaría por tres etapas sucesivas:
– De creación y primer desarrollo
– De expansión
– De madurez y declive
La cultura del primer desarrollo se basa en sólidos valores compartidos, que se distinguen por: a) aportar un significado inequívoco, y b) ser reconocidos por todos los miembros. Asimismo, debido a la expansión pueden surgir subculturas capaces de provocar crisis culturales que impacten la identidad misma, razón que impone la necesidad de un cambio cultural.
Respecto de la etapa de madurez y declive, la principal función de la cultura durante este período es convertirse en la memoria activa de los tiempos de gloria, el peligro de este mecanismo radica en que la organización puede quedar sumergida y estancada en logros del pasado y entorpecer la visión del presente y el futuro (denominada el fracaso del éxito) (Scheinsohn, 2011).
Por otra parte, la mentalidad de la organización, es decir, la tipología la componen dos clasificaciones: a) según la mentalidad propiamente dicha, la que se enfatiza según cuatro variables: apertura, cierre, cambio e innovación y orden establecido, y
b) según el grado de apertura y la fuerza cultural.

10 thoughts on “Ideología corporativa”

  1. I just want to tell you that I’m beginner to blogs and really loved this web-site. Almost certainly I’m likely to bookmark your blog . You really have terrific writings. With thanks for revealing your web site.

    1. Thanks for the comment, I am very happy that you consider this blog useful. I invite you to continue reading the articles that I publish every week.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *