Las organizaciones son personas

  • admin 

A decir de Barquero el hombre ha vivido comunicado desde sus orígenes, según el medio y la época fue desarrollando sus procesos comunicativos y con la comunicación estableció nuevos sistemas de organización y convivencia.

 

El abordaje de la comunicación humana presenta la ventaja que al ser una vivencia cotidiana todos pueden asimilarla confrontando sus postulados con sus experiencias.

Según Scheinsohn este abordaje es útil para aplicar los conceptos comunicacionales de una organización, ofreciendo un marco de referencia sólido e instrumentos operativos prácticos. Entendiendo que estas organizaciones son son generadoras de mensajes, tanto si se lo proponen como si no lo hacen, donde la comunicación es un activador de la comunicación estratégica.

Rebeil por su parte, menciona que constantemente la empresa necesita convencer a los públicos con los que interactúa teniendo o no puntos en común. Por ello, es importante que la entidad esté consciente, ya que el proceso comunicacional es continuo, es circular.

Asimismo, el hecho de conocer los diversos públicos permite a la institución una mejor definición de caminos estratégicos para comunicarse con cada uno de ellos. La identificación de los grupos para los que se envían los mensajes es tan importante como la sensibilización de la organización para los temas prioritarios que orientan las discusiones de esos grupos.

La comunicación es una herramienta indispensable de la empresa en su relación con los públicos. De acuerdo con Pintado es vital analizar la comunicación empresarial porque adopta nuevas formas de llegar al público, se diversifican los mensajes por la pérdida de eficacia de los medios tradicionales y las estrategias se adaptan a nuevas necesidades y exigencias del mercado.

Además expone que en el pasado quedan los mensajes masivos destinados al gran público. Hoy, la eficacia de la comunicación radica en localizar a un público que consume diversos medios de manera simultánea. En este sentido, las nuevas tecnologías han modificado la estrategia de comunicación, así como los objetivos ante un consumidor que conoce las marcas, las ha integrado en su vida y espera que le sigan sorprendiendo con nuevos conceptos y con historias inspiradoras. El reto de las empresas es mantener una conversación constante para resultar atractivas en cada contacto con sus clientes.
Respecto a los dos tipos de mensajes que una entidad puede transmitir, en el modelo de comunicación, Scheinsohn propone:
a) Mensajes intencionales: son los que siguen un proceso de codificación asistido para generar un efecto determinado en los públicos y tienen cierto control.
Con este tipo de mensajes la organización posee cierto dominio de la comunicación y entre estos están: folletos, carpetas informativas para el periodista, anuncios y documentales corporativos.
b) Mensajes no intencionales: la institución genera un mensaje sin habérselo propuesto. Con estos mensajes se pierde la comunicación, puesto que estos no están sometidos a procesos de codificación o control.

Ante este panorama, las organizaciones deben estar atentas a los mensajes que emiten con o sin intención a sus diferentes públicos, recordando que la comunicación ha sido un proceso inherente a toda actividad humana.

Por ello, se debe generar procesos controlados por medio de una estrategia de comunicación.

Por: Patricia Orantes Alarcón

Directora de WOW Communication

patricia@wowcomunication.com

Fan Page: WOW Communication

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *